Harry Blogtter

Reflections Under A Starry Sky

Harry Potter y el Misterio del Príncipe

A estas alturas de este año 2009 ya deberíamos haber disfrutado de esta película, o al menos debería haberse estrenado la sexta entrega de la saga del niño mago más famoso de la historia, pero como suele pasar muy a menudo en el mundillo del cine, el estreno ha sufrido un “pequeño” retraso y ha pasado de estar programada para el 21 de Noviembre del 2008 a estrenarse finalmente, o eso parece, el 17 de Julio del 2009.

Con el nombre que tiene el blog, que al principio iba a ser una cosa temporal y provisional pero parece que con los meses no ha cambiado y no tiene visos de hacerlo al menos a corto plazo, pues parece obligatorio informar de la nueva película de las aventuras de Harry Potter.

Si soy sincero, las películas, salvo la primera y la quinta (la última que se ha estrenado por ahora) me han desencantado bastante, pero aún así he ido a ver todas y cada una de ellas al cine.
No así los libros, que he leído desde el primero hasta el último y me han gustado y mucho, y según iba avanzando la saga y se iba haciendo más “oscura” la trama mucho más. Siendo el sexto libro seguramente mi favorito con el séptimo y último.

Escena de Harry Potter y El Misterio del Principe

Escena de Harry Potter y El Misterio del Príncipe

El caso es con lo que me gustó el libro tengo unas ganas tremendas de que se estrene la película y como no podía ser de otra forma poco a poco ya van apareciendo fotos del rodaje y de escenas así como los diferentes trailers de la película.
Yo os dejo aquí los tres que han salido por ahora, seguro que antes del estreno nos deleitan con unas cuantas imágenes más, pero por ahora esto es todo…

El primer trailer de “Harry Potter y el Misterio del Príncipe”



El segundo trailer de “Harry Potter y el Misterio del Príncipe”



El tercer trailer de “Harry Potter y el Misterio del Príncipe”

Jueves, 8 enero 2009 Posted by | Actualidad, Cine | , , , , , | 3 comentarios

100 Películas, 100 Frases, 100 Números (100 Movies, 100 Quotes, 100 Numbers)

Y ya que la anterior entrada es de cine, para que vamos a cambiar de tema…

Estaba buscando en Youtube algún vídeo relacionado con la típica lista de las 100 mejores películas de la historia del cine (en un futuro habrá una entrada con esta lista) que suele hacerse cada cierto tiempo cuando me he encontrado con este curioso vídeo.

Se trata de una recopilación de escenas de películas muy conocidas en las que se nombran números y a través de las cuales se presenta una cuenta atrás desde el número 100 al 1.
El vídeo es bastante largo (casi 10 minutos) pero realmente es muy entretenido, además siempre se puede motivar uno tratando de descubrir cada una de las 100 películas que aparecen.

Sé de al menos uno o dos amigos de mi cuadrilla que se divertirían, y mucho, intentando ser el más rápido intentando descubrir qué película se esconde detrás de cada número.
De hecho alguna vez hemos nos hemos picado y hemos echado buenas risas, la última vez fue en el cine con los trailers de las películas que anunciaban.
Él ya sabe a quién me refiero, y desde aquí le lanzo el reto… 😛

Por si alguien lo ha intentado y hay alguna que no conoce o simplemente tiene curiosidad por saber las películas, la solución está en la página del creador del vídeo.

Chapeu por el vídeo, la verdad es que el trabajo que tiene que llevar hacer un vídeo así debe de ser gigantesco, muy bueno y más sincera enhorabuena al artista!!!

Jueves, 9 octubre 2008 Posted by | Cine | , , , , , , | 2 comentarios

Otra decepción y van…

… muchas, tantas que ya no sé ni cuantas van!!!

No, no estoy hablando del último partido del Athletic, aunque podría ser…

Estoy hablando de algo que me ha pasado ya no sé ni las veces porque he perdido la cuenta, y es que no espabilo, no aprendo y siempre vuelvo a caer.
Ojala me hubiese pasado como en el refrán y solo hubiese tropezado dos veces con la misma piedra, pero me vuelve a pasar y al tiempo se me olvida, y el resultado es que vuelvo a tropezar.

De lo que hablo es de una “tonta” costumbre que tengo. Ir a ver al cine películas que están basadas en novelas las cuales ya he leído (y normalmente me han gustado).

Y el resultado es invariablemente el mismo, salgo totalmente decepcionado y siempre me prometo a mí mismo que esta será la última vez, que no lo volveré a repetir, que no habrá una próxima y que esperaré a que salga en Dvd (y así no pagar la entrada de cine).

Así, una vez que estoy sentado en la butaca de la sala de cine, y por más que lo intento, no puedo evitar estar la gran parte de la película pensando (e incluso diciéndoselo, y por lo tanto molestando, a la persona con la que voy): “eso en el libro no es así”, “pues en el libro ese detalle quedaba más claro”, “cómo es posible que hayan podido obviar tal parte si en el libro se le da mucha importancia”…
De verdad, es superior a mí, no lo puedo evitar. Y esto hace que además de no poder disfrutar del todo con la película, salga del cine totalmente decepcionado.

Y sí, ayer mismo volví a caer.
Fui al cine a ver una película basada en un libro que ya había leído.
Esta vez el turno le toco a “El niño con el pijama de rayas“.

Lamentablemente tengo que decir que esta tampoco ha sido la excepción de confirma esa regla que, por lo menos en mi caso, se cumple una vez tras otra, a rajatabla y sin ninguna excepción.
Ninguna película basada en un libro es capaz de superar, ni siquiera igualar, al mismo.

En mi opinión esta era una gran oportunidad para poder romper esta regla ya que el libro en el que se basa no es ni complejo ni demasiado extenso para tener que mutilarlo en exceso.

Pero desde el mismo momento en el que se acaban los títulos iniciales de la película se cargan la esencia del libro, que para mí radica en tratar el tema de la historia desde el punto de vista de un niño, que es eso, demasiado niño e inocente para darse cuenta de lo que realmente está pasando a su alrededor.

Y es que “El niño con pijama de rayas” no se trata de un libro cualquiera, para poder disfrutarlo plenamente hay que empezar a leerlo sin saber absolutamente nada de la historia (por eso yo no voy a comentar nada que pueda desvelar lo mínimo el argumento).
Te puedes hacer una idea del tema que se toca en el libro por la portada del mismo pero no necesitas nada más, solamente ir descubriendo la historia a través de la inocencia con la que Bruno (el protagonista, un niño de 8 años) ve las cosas.

Esto es lo que yo me esperaba de la película, pero nada que ver.
Como ya he dicho, desde el primer minuto este planteamiento con el que se cuenta la historia en el libro queda destrozado en la película. Es más, queda destrozado antes ya de empezar porque el cartel de la misma desvela más detalles de los necesarios y rompe la posibilidad de poder ir descubriendo desde la perspectiva que nos otorga Bruno qué es lo que pasa, por qué hay una valla muy cerca de su nueva casa y qué hay detrás de la misma.

Al verla te encuentras con una película interesante pero que realmente no deja de ser una entre tantas, que si bien se deja ver, no aburre y es muy emotiva, no pasará a la historia del séptimo arte y todo porque lo que hace especial al libro y debería haber hecho especial a la película es precisamente lo que no se acaba de conseguir, tratar un tema tan espinoso desde la perspectiva de un niño.

Se me ocurre que puede ser como ver Memento con una narración lineal, “ordenada”.
Pues no dejaría de ser una buena película de cine negro pero perdería toda su esencia, y es que lo que la hace una película de culto y lo que la distingue de las demás, es precisamente eso, la manera es que se nos presenta la historia.

Como no quiero reventar la historia a nadie hacer una crítica de la película sin poder contar detalle de la misma es tremendamente difícil, solamente decir que probablemente lo mejor de la película es para mí el niño elegido para hacer de Bruno ya que se ajusta perfectamente a los rasgos que debe tener el protagonista (una pena no poder ser más específico y entrar en más detalles).
Y sin duda también la caracterización del otro niño protagonista.

En fin, salí del cine pensando que con este argumento y con la manera en que John Boyne narra la historia en el libro se podía haber elaborado una película inolvidable pero, como dice el título de la entrada… “Otra decepción y van…”.

Conclusión: tengo que dejar de leer!!! ;D

Y para acabar, lo mejor: el precio de la entrada y la compañía. 😛

Miércoles, 8 octubre 2008 Posted by | Actualidad, Cine, Mis movidas | , , , , , , | 7 comentarios